Etiquetes

, , , ,

Tinc la sensació que els éssers humans ens hem anat creant necessitats “innecessàries”. M’explico: Hem cregut que havíem de trobar una parella i estimar-la tota la vida, comprar-nos un pis i tenir una hipoteca que ens lligava en aquell lloc per tota la vida, etc. Suposo que té molt a veure amb el capitalisme/materialisme i amb la necessitat de tenir coses, (tenir una relació, tenir un pis) i no entendre el sentit de ser i de sentir (perdoneu la redundancia) o estimar.

Crec en la nostra plenitud quan ens relacionem entre nosaltres i interactuem de manera activa i totalment lliure. No crec en les relacions de dependència, sinó que entenc en compartir la vida amb persones amb les que tens punts de contacte. Veig moltes parelles que la seva vida és la parella en si mateixa i no les vides de cadascun dels individus i una situació especial que succeeix quan ambdós comparteixen moments (els anomenats companys de viatge).

865606_28197005

Ara bé, què té a veure tot això amb el títol del post? Fa temps que tenia pendent escriure un article arran d’una contra a La Vanguardia de Christopher Ryan, doctor en Psicologia i que ha estat estudiant la relació del ser humà amb el sexe.

Segons Ryan, “La monogamia no está en nuestra naturaleza” explica a l’entrevista que us recomano molt llegir. Quan l’espècie humana era nòmada, “vivien en grups petits, amb molta llibertat sexual i sense control dels recursos per part de ningú. I l’estatus de la dona era alt perquè tenia accés directe al menjar, sabia protegir-se dels animals salvatges i tractar malalties.” Aclareix  Ryan.

En algun punt de l’evolució humana, l’homínid va passar a ser racional i de ser nòmada en franca harmonia amb les altres espècies, a ser sedentari en virtut del descobriment de l’agricultura, el que va possibilitar l’acumulació d’aliments i per tant acumulació de riquesa. Segons Ryan, com a conseqüència de la propietat privada i l’herència, per primera vegada en la història de la nostra espècie, la paternitat es va convertir en una preocupació primordial, així va néixer la família nuclear i la vida sexual de la dona va començar a ser controlada.

El masclisme d’alguna manera crec que va en aquest sentit patriarcal, fer a la dona el més dèbil i depenent de l’home possible, en comptes d’entendre a la dona en plena llibertat i com un ser autosuficient i independent.

En una situació com l’actual, sense masses riqueses i on els i les joves haurem de començar a ser nòmades per poder-nos guanyar la vida… hauríem de tornar a pensar en la poligàmia? (ho deixo a l’aire).

A continuació us faig la transcripció de l’entrevista de La Vanguardia a Christopher Ryan:

Nuestra prehistoria era promiscua?

Vivían en grupos de unos 150 individuos y todos tenían relación con todos, pero no eran relaciones casuales con desconocidos, se conocían muy bien y lo compartían todo.

¿Eran unos hippies?

Algo parecido. El 95% de nuestro tiempo en la Tierra desde que somos hombres hemos vivido nómadas, en grupos pequeños, con mucha libertad sexual y sin control de los recursos por parte de nadie. Y el estatus de la mujer era alto porque tenía acceso directo a la comida, sabía protegerse de los animales salvajes y tratar enfermedades.

 
Pero eran ellos los que cazaban.

La caza no era el alimento básico. La mayor parte de la comida llegaba a través de las mujeres: plantas, insectos, semillas, ratas...

No es lo que nos han contado.

Nos han contado que el paso a la agricultura fue un gran salto hacia delante, cuando en realidad fue una catástrofe reciente.

10.000 años.

Por los restos óseos que datan de la transición del nomadismo al sedentarismo hallados en distintas regiones del mundo, sabemos que vivieron hambrunas generalizadas, déficit vitamínico, crecimiento atrofiado, drástica reducción de la esperanza de vida, enfermedades…

Creía que en la prehistoria nadie vivía más de 35 años.

Falso, la longevidad de los cazadores recolectores era de 65 a 75 años. Y la estatura media de los esqueletos encontrados antes de la era agrícola era de metro setenta. Con la agricultura, bajamos diez centímetros.

¿La era agrícola convirtió a la mujer en propiedad del hombre?

Sí. Como consecuencia de la propiedad privada y la herencia, por primera vez en la historia de nuestra especie, la paternidad se convirtió en una preocupación primordial; así nació la familia nuclear y la vida sexual de la mujer empezó a ser controlada. También empezaron las guerras por los bienes y las enfermedades a causa del hacinamiento.

¿La mujer preagrícola disfrutaba del sexo?

La mayoría de los teóricos de la evolución nos han contado que la obsesión del Homo sapiens era imponer sus genes y la de las mujeres atraer al macho mejor dotado para asegurar su descendencia, y que eso evolucionó en la búsqueda del rico y posicionado.

¿Y?

Si admitimos el postulado de que las mujeres no tienen especial interés por el sexo salvo como medio para manipular al hombre y conseguir el acceso a sus recursos, ¿por qué habría llevado la evolución a la hembra humana a desarrollar su capacidad sexual excepcionalmente pródiga?

¿…?

¿Por qué no reservar el sexo para los pocos días del ciclo en que la concepción es más probable, como hacen prácticamente todos los demás mamíferos?

¿…?

La hembra de la mayoría de las especies animales no está dispuesta a tener relaciones sexuales si no está ovulando; sólo los humanos, los chimpancés, los bonobos y los delfines lo hacen.

Entonces, la monogamia no está en nuestra naturaleza.

Los cuatro son inteligentes y viven en grupos complejos, cooperan, y el sexo funciona como una lubricación social, para establecer y mantener las relaciones. Ir en contra de nuestra naturaleza nos hace sufrir. No estoy haciendo apología del sexo libre, pero creo que vale la pena saber quiénes somos.

¿Qué dice la biología?

En el cuerpo hay muchas indicaciones de la vida sexual de nuestros antepasados. La razón de los testículos externos masculinos es mantener los espermatozoides a una temperatura más baja que el resto del cuerpo.

¿Cuál es la causa biológica?

Los espermatozoides se preservan durante más tiempo. Es como tener una nevera en el garaje sólo para cervezas porque los hombres pensamos que en cualquier momento pueden venir los amigos.

Entiendo.

Los animales que no están dispuestos a tener una actividad sexual en cualquier momento tienen los testículos dentro, como los gorilas. Los hombres tenemos el pene más grande y grueso de todos los primates y hace una succión en el acto sexual para eliminar los espermatozoides que pueda haber en el tracto reproductivo de la mujer.

¿Competición de espermatozoides?

Exacto, y eso significa que la mujer, el 95% de nuestro tiempo en la Tierra, ha vivido en un contexto en el que tenía relaciones con varios hombres en cada ciclo reproductivo. Si escucha a una pareja heterosexual haciendo el amor, ¿quién hace más ruido?

La mujer.

Si la mujer, tal como dicen, tiene menos libido y lo que le importa es el amor, ¿por qué hace más ruido? Entre los primates promiscuos, cuando copulan, la hembra hace llamadas para atraer a más machos.

¿Por qué las mujeres son multiorgásmicas y los hombres se agotan tan rápido?

Sólo tiene sentido si miras atrás y descubres que en la prehistoria una mujer tenía cinco amantes, a veces en la misma noche. Los hombres siempre están preparados para el sexo, a la mujer le cuesta más arrancar, pero una vez que arranca parece insaciable.

Advertisements