Etiquetes

, ,

Se acaba de saber que los “indignados” seguirán acampados en la Plaza Cataluña hasta el próximo martes. Hace tiempo que quería escribir y ya no puedo contenerme más:

– Indignación: Las cargas policiales del pasado Viernes 27, desproporcionadas con su propósito donde quedó demostrado que era una excusa para desalojar el movimiento que empezó el 15-M (¿Miedo?). Las imágenes son propias de la época franquista y evidenciaron que la actual democracia es más que dudosa. Aunque algunos “indignados” increparan a la policía verbalmente, eso no da derecho a repartir porrazos. A ver si cuando me insulten o simplemente me llamen calvo voy  empezar a repartir hostias. Al principio del blog se puede ver una clara imagen de la violencia descontrolada de una “antisistema radical”. Por si no podéis verlo bien en la mano lleva un objeto peligroso conocido como “flor”.

– Revitalización: El movimiento #acampadabcn se estaba quedando, desde mi punto de vista, sin fuerzas. Demasiadas eran las voces y parecía difícil que el proyecto salido de la indignación del pueblo pudiera llegar a algún fin. Las cargas policiales no hicieron más que avivar la llama de aquellos que aún creían en un futuro mejor y consiguieron captar la simpatía de muchos que veían tal movimiento con cierta distancia. El proyecto sigue vivo.

– Ignorancia: Muchos somos los que hemos podido comprobar la ignorancia de algunos periodistas y medios de comunicación. Interesante carta de mi amigo Erbauer a Pilar Rahola, una de dichas “periodistas” que desconocen absolutamente lo que está pasando dentro de las plazas. Vergüenza además, de que muchos de ellos trabajen en cadenas públicas, es decir, que cobran de nuestros impuestos.

Aunque vaya muy liado, el jueves por la tarde pude pasarme y comprobé de primera mano lo que se estaba “cociendo”. Estoy de acuerdo que mucho aprovechaba para hacer su fiesta o dormir en un lugar público (síntoma de primeros problemas en nuestra sociedad). No obstante, allí no solo había gente sin trabajo y sin responsabilidades que exigía una casa y trabajo (como acusan algunos). Muchos éramos estudiantes, que a la vez trabajamos y del tiempo libre que tenemos aprovechamos para intentar acudir y aportar ideas y soluciones. Así pues, no banalicemos el tema por favor. ¿Podemos verlo como que la sociedad y la juventud se está movilizando por primera vez (en estos tiempos) para involucrarse en política? Si nos movemos porque nos movemos, si pasamos porque pasamos ¿Cómo quedamos?

– Resultados: Creo que deberíamos empezar a sacar resultados de forma bastante inmediata. Habría que organizarse e intentar hacer comisiones mezclando personal de diferentes disciplinas. El jueves eché en falta alguien que supiera realmente de los temas de los que estábamos hablando. De todo lo que se hablo me quedo con una idea muy interesante:

  • Asambleas vinculantes: A través de los últimos movimientos, generar una plataforma-asociación que se encargara de presionar de forma evidente a los políticos, haciendo que a través de asambleas vinculantes se obligara a los partidos incluir en sus programas electorales propuestas realizadas por dicha plataforma. Para hacer un símil, Greenpeace es  una organización ambientalista no gubernamental que ha conseguido que algunos partidos políticos incluyan en su programa sus propuestas. Esto, no obstante, se consigue cuando dicha organización tiene muchos simpatizantes y es capaz de ejercer mucha presión sobre los partidos. En este caso lo veo muy factible ya que se englobarían muchos temas dentro de la misma “plataforma”.

Tenemos que dejar de ser pasivos en la política y empezar a movilizarnos si queremos un futuro mínimamente digno. Esto lo conseguiremos obligando a los partidos políticos a hacer políticas de abajo a arriba, de forma que se escuchen los problemas reales de nuestra sociedad.

Para terminar, me gustaría citar a Mahatma Gandhi, con la frase que aparece en el vídeo de #acampadabcn:

‎Primero te ignoran.
Luego se ríen de ti.
Después te atacan.
Entonces ganas.

                       Gandhi

Advertisements