Etiquetes

, , , ,

Ayer el Consell de Mallorca aprobó que la “vía conectora” será una carretera convencional de doble calzada y no una autovía… ¡qué alivio! Para los que no sepan nada del tema, este es un tema que lleva tiempo dando que hablar. Justo debajo del post os dejo algunos enlaces que pueden ser de interés, así como un reportaje explicativo de dicha vía conectora. El post es un tanto extenso y pido disculpas, pero el tema no da para menos. Para empezar, os pongo un poco en situación:

Mallorca y por lo tanto, Palma, eran territorios donde la economía se basaba en la agricultura, herencia hoy en el paisaje insular. Molins, possessions, síquies, ametllers y tarongers (Molinos, fincas rurales, acequias, almendros y naranjos) son algunos de los elementos siempre presentes en nuestro paisaje. No obstante, con el “boom turístico” del 60 Mallorca se ha cuadruplicado desde entonces, pasando además a ser una sociedad de servicios, abandonando así la vida del campo.

Además, el crecimiento poblacional ha ido siempre ligado a modelos de transporte basados en el vehículo privado, donde el colapso solo era cuestión de tiempo.

Para evitar el colapso circulatorio en el casco urbano de la ciudad, en 1990, se inauguró el trazado completo de la Vía de Cintura, proyectada por Manuel Ribas i Piera en 1973. Este cinturón de circunvalación enlaza con muchas zonas periféricas alejadas entre sí, pero también marca los límites entre el ensanche y la periferia.

Obviamente esta se quedó corta y ahora están planteando hacer una nueva autovía, que por suerte al final termina en carretera. Aquí podeis ver el plano del proyecto, donde también se aprecia la presencia de la agricultura dentro de la ciudad.

Se han comentado las dimensiones desproporcionadas de tal infraestructura en una isla como Mallorca, costando 150 millones de euros, donde se consume mucha parte del territorio, sobretodo rural. En Palma quedan pocas zonas rurales y zonas fértiles, ya que se terminan urbanizando o asfaltando. De hecho, deberíamos dar a conocer y proteger estas zonas agrícolas, como en el proyecto que hicimos en el Torrent Gros, del que ya hablaré algún dia. “Es chocante como por un lado intentamos promover los huertos urbanos y por otro, los huertos que realmente funcionan, nos los cargamos” dice Roberto Fernández, Investigador de Patrimonio de Palma en el reportaje. Nosotros ya tenemos un mosaico agrícola dentro de la ciudad, que podríamos preservar y potenciar. Por otro lado, creo que ya es hora de cambiar el modelo. “El modelo de vías rápidas generan dispersión del territorio, se necesita lo contrario” dice también Antoni Cladera, portavoz del grupo de opinión de ingenieros de caminos.

Con los tiempos que corren, pasando por una crisis económica, energética y de materiales, creo que hay que ir hacía el decrecimiento, tema del que ya hablaré ampliamente en otra ocasión. No obstante creo que hay un grave error de concepto, si seguimos promoviendo el transporte privado, seguiremos teniendo el mismo problema. Las entradas a la ciudad se colapsarán igualmente. ¿La solución? Algunos pensarán que es el transporte público. En parte estoy de acuerdo, pero hay que ir más allá. Apuesto como Salvador Rueda, director de la Agencia de Ecología Urbana de Barcelona, por la compacidad, la complejidad, la densidad y la continuidad. Me imagino una Palma con Barrios más autosuficientes de los que tenemos hoy en día, es decir, con un nivel de complejidad más alto. Con ello, conseguiríamos evitar la necesidad de desplazamiento. Si puedo dormir, trabajar, ir al colegio, instituto, hacer la compra, hacer deporte y ocio en mi mismo barrio… ¿para qué desplazarme? Si tuviera que recorrer una distancia más larga podría usar el transporte público ¿no creéis?

Rechacemos los crecimientos urbanísticos que han desolado nuestras ciudades a base de barrios dormitorios e infinidad de adosados haciendo una versión cutre de la “ya obsoleta ciudad jardín”. Aboguemos por crecimientos donde predomine la mezcla cultural, de usos o demográfica.

Si aún no ha quedado claro, expongo el paralelismo con el reciclaje. Hasta hace poco se promovía el reciclaje de una manera casi sectaria diría yo… cuando lo que hay que hacer es: ¡no generar residuo! Del mismo modo, como hay problemas de movilidad, hagamos más autovías y rotondas… ¡ERROR! ¡Tenemos que reducir la necesidad de desplazamiento!

No nos engañemos pues, el coche es el enemigo del espacio público y en una isla como Mallorca, donde clima, paisaje y ritmo de vida nos permiten disfrutar de nuestro tiempo libre. ¿Para qué perder algo que ya tenemos? No queramos ser como las grandes ciudades, dónde hay que hacer 2-3 horas para encontrar un paisaje natural. Nosotros aún podemos hacer que este paisaje de almendros, naranjos y molinos sea visible en nuestro día a día, sin necesidad de desplazamiento. O aún mejor, deleitémonos con él mientras nos desplazamos, con el coche no podemos. Disfrutémoslo, nosotros aún podemos, no nos lo carguemos.


LINKS COMPLEMENTARIOS

Reportaje Via Conectora RTV Mallorca

Consell de Mallorca: Vía Conectora

Artículo Diario de Mallorca

Plataforma “Via Conectora: Així no”

GOB: Vía Conectora

Plataforma ” Donant creu”

Advertisements